Meditación vs. técnicas de relajación

¿Son diferentes? ¿En qué se diferencian? ¿Cuál ayuda más? Aunque diferentes, ambas nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. Sin embargo, presentan algunas diferencias.

Las técnicas de relajación tienen como objetivo principal inducir un estado de relajación. Para ello, se emplea con frecuencia la sugestión, la imaginación o una serie de ejercicios estructurados que organizan la práctica. Las más efectivas son las que guían la atención a las sensaciones del momento presente, punto de encuentro con la meditación.

La meditación, en cambio, va más allá de ser una técnica o un conjunto de técnicas, es una forma de ver, de ser y estar en el momento presente. Aunque con frecuencia se acompaña de estados profundos de relajación y sensación de bienestar, la meditación consiste en abrazar todos y cada uno de los estados que emergen en nuestra conciencia en el mismo momento en que aparecen. Es permitirnos estar donde estemos tal y como estemos y que, en ese mismo instante, el mundo sea también exactamente tal cual es.

En la última década, las investigaciones en salud se han inclinado más por la meditación como ruta efectiva a largo plazo. ¿Te gustaría aprender a meditar?