Respirar de manera consciente

Tómate un tiempo para respirar de manera consciente. ¿Por qué? ¿Cuál es la diferencia? Es una forma de meditar y de guiar la respiración. Esto nos ayuda a regular el ritmo cardíaco y la presión arterial si la respiración la hacemos lenta y profunda. Incluso es una efectiva alternativa en el tratamiento del estrés, la ansiedad y los trastornos de la atención.

Pero conocer esta información no siempre logra motivarnos. A veces nuestro ambiente no es “respirable” y lo que menos nos place es comenzar a respirar de forma consciente. Entonces hay que salir. Sí, salir y contemplar la naturaleza. Los parques, los bosques, todos los sitios donde haya abundante vegetación pueden ayudarnos. Una de las razones es porque en áreas verdes la calidad del aire es mucho mejor y promueve el deseo de respirar más profundamente.

Ahora, aunque tengamos la motivación de practicar técnicas de respiración consciente, frecuentemente no lo hacemos y nos excusamos con frases como: “mejor después”, “es hora de comer”, “mejor comienzo mañana”, “ahora no tengo tanto tiempo”, a pesar de que sabemos que solo nos tomará un par de minutos. Tan solo es cuestión de decidir poner un freno, al menos por un momento, al impulso de llevar a cabo los mismos hábitos y rutinas que nos desvían del objetivo de practicar.

Todo comienza cuando lo decidimos.